Su navegador no soporta Javascript

Divorcio: los niños no deben pagar los platos rotos

Nestor Larrauri

La Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y Laboral de Goya falló a favor de un padre que había sido restringido de tener contacto con sus hijas luego del divorcio.

De acuerdo con el fallo, el padre está capacitado para desarrollarse en su rol. El problema radica en la incapacidad de los ex cónyuges de comunicarse entre sí. 

La cámara optó por aplicar el principio de coparentalidad, que contempla que ambos progenitores deben continuar con el ejercicio de la responsabilidad parental en forma compartida, más allá de que la tutela de los hijos caiga sobre una de las dos partes después del divorcio.

Así se pronunció el tribunal, restituyendo al padre la capacidad de tener un régimen de comunicación con las menores.

Ver fallo completo.

Compartir este artículo

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *